||Potenciar el Talento vs Retener el Talento

Potenciar el Talento vs Retener el Talento

Quizás sea esta sociedad que transita a velocidad de vértigo, donde caducamos a golpe de Whatsapp y en la que tenemos la sensación que si parpadeas te pierdes algo importante, pero la realidad es que nos encontramos con escenarios laborales hasta ahora desconocidos para la gran mayoría.

Hasta 5 generaciones conviven a la vez en las organizaciones, el Área de Gestión de Personas (antes conocida como RRHH) ha tenido que reinventarse, para dar cabida a estas nuevas sensibilidades en coexistencia con las que ya estaban y mantener así el equilibrio interno de la empresa.

Nos encontramos un momento en que toman vigencia términos como soft skills, mindset empresarial, e-recruiting, que se promueve un estilo de liderazgo más consciente. Que ha venido para quedarse el mindfulness o la gamificación, que hemos pasado de metodologías de formación unidireccionales, a otras proactivas que permiten a través de la experimentación vivencial, ser adaptadas al día a día de los colaboradores.

Es decir, que por fin hemos entrado de lleno en el S.XXI y cada vez más organizaciones se dan cuenta que la viabilidad futura depende del cambio presente.

Pues ante este tsunami imparable de avances, aún existen personas que hablan de la necesidad de…. Retener el talento!!!!

El concepto ha sido acuñado para aplicarlo a una generación como los millennials, a los que se etiqueta diciendo que no se caracterizan por su nivel de implicación (no estoy de acuerdo, este tema daría para otro artículo). Lo que pretende es que el nivel de implicación por parte del PIH (Producto Interior Humano) con la empresa sea total, que el sentimiento de pertenencia alcance su punto máximo, que la gente se quede convencida del proyecto, pero disculpen, el talento no se retiene, se potencia.

Puede ser deformación profesional, el hecho de venir del sector sanitario influirá sin duda, pero desde nuestra mirada de coaching y consultoría, nos damos cuenta que el lenguaje crea realidades, por tanto desde nuestro punto de vista, el solo hecho de emplear el término “retener” ya conlleva un significado poco positivo, que puede dar lugar a interpretaciones erróneas.

Potenciar en cambio implica promover el autoliderazgo a nivel individual y de equipos de alto rendimiento, aumentar la adquisición de competencias por parte de los colaboradores, alinear los valores de cada persona con los de la empresa y sobretodo aumentar exponencialmente el bienestar corporativo, ese mal llamado intangible que va directamente a la cuenta de resultados de la empresa.

Por tanto mi pregunta es:

Su organización ¿Potencia o retiene?

Iván García López

Formador y Executive Coach en focus inside.

2019-06-10T05:42:51+00:00